Dr. Jaydeva Yogendra – Editorial Y&TH Mayo 2014

La palabra Samkhya proviene de Sankhyaa-números. Básicamente hay tres números que componen todo el universo. Hay un componente activo, un componente pasivo y un componente apagado. En el sistema Samkhya, muy cercano al Yoga, estos números son considerados como los fundamentos, la base. Tenemos que comprender estos fundamentos y controlarlos, de otro modo continuarán perturbándonos. El objetivo final es superarlos. _DSC8541

Nosotros estamos en el mundo y en él suceden cosas, está en movimiento. Hemos de aprender a observar, pero sin implicarnos demasiado. De esta forma ganaremos en conocimiento, de lo contrario nos veremos arrastrados. Hemos de recordar que estamos hablando de un sistema muy antiguo que intenta dividir el universo exterior. Hay detalles que no podemos entender inmediatamente. Sattva, Rajas y Tamas son las tres palabras. Sattva es estabilidad, invariabilidad; Rajas es actividad, inquietud; Tamas es embotamiento. Las tres están cambiando continuamente, constituyen la vida. Se necesita mucho tiempo para poder comprenderlas.

Una vez que se comprende la base ya no hay dudas. Vemos que las cosas cambian, y que debido a este cambio puede haber placer y dolor. Esto es aplicable a todos los aspectos de la vida, a todas las áreas, a toda actividad. Si no hay actividad todo llega a un punto muerto, detenido. Imagina un lugar donde no hubiera movimiento, donde todo estuviera parado, quieto; no daría lugar a ninguna acción, no daría lugar a ningún cambio. La actividad es esencial. El único problema es que nos dejamos involucrar. Los cambios nos perturban e inquietan; estos duran algún tiempo y después se puede pasar al otro lado donde hay apatía completa, inacción. Es la naturaleza cambiante del mundo material. Por eso toda esta diversión. La diversión de este mundo es debida a los cambios. Si no hay cambios no hay diversión. Esta es la fórmula esencial acerca del

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress