LA REALIDAD DE LA VIDA

En una ocasión un filósofo presentó en un debate la idea de que el mundo es una ilusión. Muchos de los detractores de esta idea se abalanzaron sobre él y le golpearon, acto seguido le preguntaron: “¿te parece esto una ilusión?”

Es muy sencillo hablar y hablar, el hecho de entender verdaderamente la vida tal y como es ya es harina de otro costal. La verdadera filosofía es aceptar la vida tal cual es sin sufrir alteraciones. Sócrates no se limitaba a predicar sus ideas sino que también vivía acorde a ellas y murió acorde a las mismas. En una ocasión, hablando con un amigo de su punto de vista filosófico la mujer de Sócrates se acercó muy enfadada prodigándole insultos y vertió un cubo lleno de agua sobre el filósofo. Sócrates  conocía a su mujer perfectamente, de modo que tan solo le dijo a su amigo, “Después de tanto tronar no es extraño que ahora llueva”.

Si adoptamos demasiados ideales, acabaremos obviando las cosas prácticas de la vida. A menudo nos apetece desaparecer de este mundo, y lo único que hacemos es paralizarnos y dar vueltas a las cosas. Lo que debemos hacer es tratar de ver la verdadera realidad de la vida, no vivir una ilusión o una vida basada en falsas esperanzas. Muchos individuos no emprenden jamás acción alguna puesto que están esperando al momento oportuno y finalmente nunca hacen nada.

Lo realmente importante son las pequeñas acciones, no necesitamos hacer grandes obras, debemos analizar y entender nuestro  entorno, la sociedad en que vivimos, la variedad de situaciones y personas con las que convivimos y en general, la naturaleza de este mundo. Este análisis no es meramente informativo, la observación del mundo tiene como objetivo una visión detallada del mismo y la percepción de aspectos importantes como la volubilidad del mismo y su naturaleza variable.

No debemos aferrarnos a los objetos, hemos de reconocer que la vida tiene su propia lógica y su propio diseño y propósito. El mundo se mueve con un objetivo, que es indudablemente bueno. Es una pérdida de tiempo discutir con los demás porque son distintos a nosotros. Acepta la vida tal y como es y ten fe en que es buena y merece la pena vivirla. Actúa y aprende.

Dr. Jayadeva Yogendra

Publicado en: YOGA AND TOTAL HEALTH Marzo 2013

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress