APLICACIÓN PRÁCTICA DEL YOGA por Shri Yogendraji

La aplicación del yoga es objetivamente igual que en otras ciencias,  similar a la química o a la física. En las escrituras  consideran como  burros  a las personas que estudian yoga solo como mera información. Tenemos que aprender las ciencias no tanto por la teoría si no como por la práctica. ¿Para qué nos sirve aprender una religión, sabernos todos los preceptos, recitar todo el día la biblia o el Gita si no se pone ese proceso en práctica en la propia vida? El yoga tiene el compromiso de no ser solo un proceso informativo para estar bien versados si no un vehículo para una nueva forma de vida…

Para el yoga externo no necesitamos a nadie. Hay muchas escuelas, agencias que preparan yoguis como si estuvieran entrenados caballos, atletas o luchadores. No es difícil conseguir una túnica y ponértela…pero un verdadero yogui no es esto lo que necesita. Al verdadero yogui se le pide primero cambiar su mente llena de malos y sucios pensamientos porque solo así podrá el yoga penetrar en el.

donkeysutra

Lo primero que se debe hacer es “normalizar” la mente. Nuestra mente no es normal…nos hace ver las cosas como no son en realidad. Por ejemplo, si tengo un árbol lleno de mangos pienso…mi árbol es mejor que el de otra persona, mi árbol tiene el doble de flores, mi árbol tiene más frutos…así siempre vemos la realidad con un prejuicio y un egoísmo que es inherente a nosotros. La naturaleza ha provisto al hombre con estos rasgos innatos con el fin de preservarse a sí mismo. El hombre salvaje llevaba siempre en su mano una porra de auto conservación que se mantiene incluso hoy en día. Llevamos pistolas y armas ahora. Seguimos llevando esas armas con lo cual no abandonamos esa idea violenta de vida.

Por el contrario, el yoga nos dice que debemos abandonar esa idea violenta como forma de vida. El yoga nos dice que es un factor muy importante que debemos evitar. ¿Puedes confiar en ti mismo para vivir sin ese tipo de protección? ¿Para vivir sin causar lesiones a nadie?

Carecemos de la fe necesaria para poder hacerlo. Nos cuesta confiar en nuestro vecino, en nuestra esposa incluso en nuestro propio hermano.

Yoga empieza por tener fe. Si tienes fe no hay razón para que toda la violencia y desconfianza desaparezcan. Así es como se aplican los conocimientos de yoga en su primer principio de ahimsa.

Surge entonces la pregunta de la aplicación en la vida. Cuando surgen problemas… ¿qué debe hacer un yogui? ¿Qué debe hacer si vive en la selva rodeado de leones y de tigres que vienen y van?  El yogui es audaz y no tiene miedo de ellos.  El yogui sigue su propio camino sin pensar  que va a ser comido por leones o tigres. Es como un árbol que está creciendo.  El león puede acercarse al árbol incluso morderlo pero aunque lo haga no le hace daño, no es perjudicial.

La verdad nos habla en cada momento y no es que no lo sepamos es que nos hemos convertido en suficientemente sofisticados como para ocultarla.  Sin embargo debemos vivir por ella porque no hay otro camino.

Un empresario vino a mi diciendo: “quiero ser estudiante de yoga en el Instituto, pero en mi vida  solo tengo mentiras, todo lo que yo he hecho es una mentira, ¿qué debo hacer ?”  Le dije: PRACTICA LA VERDAD.  En su negocio él manejaba cuentas falsas, firmaba por bienes no vendidos que le reportaban beneficios de más de 3000 rupias al mes. Termino con problemas financieros….Le dije: ¿No tienes fe? ¿Quieres mantenerte en la verdad? Entonces cambia de trabajo y acepta uno en el que solo ganes 500 o 1000 rupias al mes. Una firma le ofreció 1200 rupias y acepto pero más tarde le exigió actos ilegales  y él se echo atrás, no quiso hacerlo y fue despedido. Yo le pedí que esperara que tuviera fe… Más tarde el gobierno de la India anuncia que necesita un gerente para un proyecto gubernamental. Se presentaron 800 personas y el fue uno de los 18 llamados para ser entrevistados. El entrevistador le pregunto por sus calificaciones y el respondió  “no tengo ninguna “. El entrevistador quedo tan impresionado por su honestidad que decidió elegirle y designarle para el puesto.

 Así que…vale la pena tener fe y vivir en la verdad.

 Pero queremos dividendos incluso antes de invertir.  ¿Cómo podemos obtener algo sin invertir dinero? en yoga invertimos pero  muchas veces no tenemos fe en la inversión…

Hoy en día se llama negocio a obtener beneficio apoderándose de algo que pertenece a otras personas.  Es legal, esa práctica se ha legalizado. En una sociedad permisiva con estos actos, el yogui   ni legal ni socialmente tiene una posibilidad.  El carpintero gana con su trabajo pero el beneficio va al contratista, el carpintero no recibe nada. Esto es un hurto y el robo hace que el individuo se olvide del yoga. El individuo solo vive el día a día convirtiéndose en parte de una maquinaria en la que se reacciona se actúa de acuerdo con la maquina…

Para poder salir de esa máquina debemos tomar el yoga como parte de la vida. Seguir sus principios y aplicarlos no va a ser tarea fácil. No culpo a las personas que están aquí y que no pueden seguir el yoga. Ellos vienen aquí, les gusta el yoga, expresan sus deseos de seguirlo. Probablemente una minoría será capaz de seguirlo. En el resto no se producirá ningún  cambio.

Así la aplicación de yoga se ha convertido en un problema en las condiciones modernas de este mundo. ¿Qué debe entonces hacer un yogui?

El yogui tiene que aprender a vivir lo más sencillamente posible. Muchas veces el individuo se suma a su propia miseria. Sus necesidades van creciendo y el no sabe como relajarse, como liberarse para quedarse solo con las cosas esenciales de la vida. Supongamos que una persona necesita 10 rupias al día y que gana 12 rupias al día. El ahorra las 2 rupias pensando en  su seguridad. Pero…si aumenta sus necesidades a su nivel de ingresos  ya tiene la obligación de mantener esos ingresos y  estará todo el día preocupado por ello….y…¿como puede pretender ser feliz  así?  El se confunde, su mente no está en yoga.

Un yogui no cree en los atajos.  Cerrar los ojos y sentarte en meditación no te lleva al estado de Dhyana. Eso solo ocurre si primero hemos sembrado, si hemos puesto la semilla y la regamos todos los días. Si hacemos esto la semilla crecerá y acabara dando sus frutos.

 Para que la fruta sea buena el verdadero yogui necesita su tiempo…

Yoga & Total Health. Abril 2014

Más información en inglés: THE YOGA INSTITUTE

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress