Yoga y alimentación

El pasado mes de diciembre Oihana Castillo nos dio una charla sobre la alimentación y Yoga. Aqui publicamos un resumen.charla_oihana_04

Si en este mismo instante alguien nos preguntara repentinamente qué comimos ayer, necesitaríamos pensar unos momentos para poder dar la respuesta, y en algunos casos ni siquiera nos acordaríamos. Este hecho tan sólo hace demostrar el bajo nivel de consciencia que poseemos durante el acto de la alimentación. Empleamos el tiempo de comer para hacer también otras cosas como ver la televisión, escuchar la radio, conversar, leer, pasear e incluso conducir.

Para mantener un nivel óptimo de consciencia, la mente ha de estar absorta en una sola cosa, con lo cual, el acto de alimentarnos no recibe la atención necesaria en su proceso y de ahí que posteriormente surjan los problemas digestivos y derivados y una falta de conocimiento tremenda de nuestro propio metabolismo. Es por esto que si nos preguntaran en este momento cuándo fue la última vez que hicimos de vientre, también nos costaría hacer memoria. Así, nos ocupamos de ingerir alimento, pero no tanto de evacuar los restos de nuestro organismo, es esencial llevar ropa y cabello limpios, pero la limpieza interna de nuestro cuerpo no nos preocupa, no sabemos prácticamente nada de cómo llevarla a cabo. Y la realidad es que es este tipo de consciencia es el que más necesitamos y el que más beneficios nos aportaría gracias al auto conocimiento que se deriva de él. charla_oihana_06Esta consciencia nos conduce inevitablemente a cuestionarnos POR QUÉ y PARA QUÉ comemos, y planteando esta pregunta en las clases, muchas respuestas señalan al placer o la ansiedad. En el momento en que descubrimos la función del alimento, todo da un giro crucial.

Comemos para sobrevivir, porque nuestro cuerpo necesita energía para funcionar, y para conservar sus tejidos…pero lo que a veces olvidamos es que dependiendo del alimento, obtendremos un tipo de energía y un tipo de tejidos. La consciencia sobre nuestra alimentación y sus efectos en nuestro cuerpo nos aporta una gran sabiduría sobre el tipo de energía que recibimos de los alimentos. Si observamos nuestro estado después de ingerir un copioso plato de legumbre con carne, pan y vino o después de ingerir fruta, después de tomar un café o una infusión, de cenar de forma ligera, etc., llegaremos a adquirir un valioso conocimiento del proceso digestivo de nuestro cuerpo y por tanto un herramienta increíble para conservar nuestra salud. Por otro lado, hemos de tener en cuenta que no es tan sencillo variar las costumbres alimenticias, y, aunque consideramos que decidimos cómo, cuánto y cuándo comer, en las charlas nos hemos dado cuenta de que no siempre comemos lo que nos gustaría en la cantidad que nos gustaría, no tenemos control sobre este impulso. El Yoga nos aporta esta tenacidad, este control para decir NO.image

Somos nosotros quienes hemos de cuidar de nosotros mismos, conociéndonos y cuidándonos, ¿quién puede conocernos mejor que nosotros mismos? Sin embargo delegamos toda nuestra salud en otros. Si cuando cumplimos 18 años y acudimos a la autoescuela nos obsequiaran con un coche al obtener el carnet de conducir y nos dijeran, ‘ este es tu coche, cuídalo bien porque sólo tendrás uno en toda tu vida, no lo podrás cambiar’, con toda certeza lo cuidaríamos con mimo, lo limpiaríamos por dentro y por fuera, le echaríamos el mejor combustible del mercado, en definitiva haríamos lo posible por mantenerlo en buen estado hasta el fin de sus días. Pues bien, al nacer nos dieron este cuerpo, y hemos de conservarlo en buenas condiciones hasta el fin de nuestros días, pero contrariamente a lo que haríamos con un vehículo, al cuerpo no lo cuidamos mucho, en ocasiones incluso lo tratamos mal. Debemos ser conscientes de la relevancia de la alimentación en nuestra salud, y del deber que tenemos para con nosotros mismos de conocernos y cuidarnos. Para ello, el Yoga es LA herramienta necesaria, el camino que nos ayuda y nos enseña a cuidarnos y a adquirir fortaleza y auto conocimiento, dos tesoros tremendamente valiosos para caminar por este sendero que llamamos vida.charla_oihana_03

Comparte este artículo

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress