Un yoga sin tergiversar

1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo de Shri Yogendra

Revista Yoga Sattva Agosto 2021

Yoga ha diagnosticado la enfermedad del ser humano y ha recetado su curación, sin embargo, el paciente tiene dudas.

Aquellos que han puesto en práctica el tratamiento, se han curado, mientras que el resto sigue enfrentándose sin remedio a sus necesidades y problemas.

Sabemos con certeza que el conocimiento de cualquier índole aumenta con el tiempo y la experiencia. Esto se ha certificado en lo que respecta al progreso material, donde ciencia y tecnología rigen y dirigen.

Sin embargo, resulta irónico ver que no ha sido así en el caso del plano no material; el cual, por el contrario, parece ir sumiéndose lentamente en el fondo. ¿Cómo podemos explicar este fenómeno? El factor básico es que mientras el primer plano-el material-es agresivo, el segundo es pasivo. El más agresivo de los dos – ciencia y tecnología- posee potencial ilimitado para bien y para mal y por ende, posee gran ventaja a la hora de avanzar sin reparos mientras el otro plano se ve inhibido por tantos análisis y juicios minuciosos.

El principio de mínima resistencia actúa, de este modo, como un catalizador en el momento de la puesta en práctica. Esta impasividad hace las veces de gravedad allí donde se invierte más esfuerzo y donde el ser humano moderno traspasa la línea de la mínima resistencia. Lo que el ser humano sacrifica actuando así, bien poco le importa mientras pueda vivir a su manera. Sorokin ha demostrado estadísticamente cómo, progresivamente después de una década, las dos corrientes opuestas se están neutralizando mutuamente. El chivo expiatorio es el progreso en el plano no material – el campo de la ética y la espiritualidad – donde el ser humano moderno experimenta más frustración e inadecuación.

En el momento que el Yoga propone tratar este tema de manera vital con el consiguiente progreso metafísico del ser humano, se posiciona en confrontación directa con los objetivos materiales más intrínsecos de la sociedad. Son muchos los que han intentado tergiversar el yoga para favorecer al pensamiento y las necesidades de la sociedad moderna, consiguiendo que el yoga esté sufriendo una metamorfosis tal, que resulta difícil para el ser humano de a pie diferenciar entre el yoga verdadero y el yoga distorsionado.

Si seguimos permitiendo que este proceso continúe, se llegará a un final desastroso que no solo impedirá el progreso del yoga, sino también su espíritu y su futuro.

Cómo salvar esta situación ha sido la necesidad y la preocupación del Yoga Institute durante estas últimas décadas. Gran parte se ha salvado gracias a la labor individual del Yoga Institute a través de sus múltiples actividades. Sin embargo, abordar un problema de tal envergadura y por todos los frentes y para toda India (y no mencionamos ya a nivel mundial) nos ha obligado a aunar fuerzas con practicantes de yoga afines a esta idea. En una primera etapa, a nivel nacional, The All India Board of Yoga, ahora conocida como International Board of Yoga, fundada por el Instituto en 1973, se ha echado a andar-aunque con retraso-y está en pleno funcionamiento. No obstante, se enfrenta constantemente a tremendas dificultades como yoguis autoproclamados financiados por ricos o promocionados por las autoridades.

A pesar de los problemas, la AIBY se ha propuesto seriamente abordar los problemas actuales del yoga adulterado en un intento unánime de proteger el yoga clásico y original.  Este es un cometido que bien merece toda nuestra atención y la unificación de nuestros esfuerzos. El Instituto, en su objetivo, ha ofrecido su apoyo más sincero para evitar el engaño, los intereses velados y la politización. Solo cuando el yoga se libere de estos factores inhibidores podrá la Board of Yoga abordar el yoga tal y como es. El Yoga debería ser ahora tal y como era en lo que concierne a sus fundamentos.

La Plataforma es asimismo responsable de establecer unas guías para todo practicante de yoga en India y el resto del mundo. En este sentido, los miembros de la Board of Yoga, albergan la enorme responsabilidad de mantener el Yoga puro. Confiamos firmemente en que la Board se hará notar a través de todas estas acciones a través del yoga que esta emergiendo a niveles privados, públicos y gubernamentales. Su comienzo, bien modesto, ha sido recomendar una programación oficial de educación de Yoga, y supone el primer paso prometedor para la enseñanza en todas las instituciones de educación primaria, secundaria y superior, no solo en India sino alrededor del mundo entero para la introducción a la educación del Yoga.

Traducción: Oihana Castillo González de Mendoza

Comparte este artículo

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2021 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress