Los Vedas y el Yoga. H. Sequeira.

La palabra Veda, procede de la raíz sánscrita Vid, que significa conocer, saber. Por tanto, los Vedas hablan de conocimiento, conocimiento supremo, o mejor dicho, conocimiento de lo Supremo. Los Rsis Vedicos poseían un conocimiento místico y directo de la última realidad. Este conocimiento era revelado directamente por una fuente divina.

Según la tradición, el mítico Vyasa dividió los Vedas en: Rg (o Rik), Yajur, Sama y Atharva. El Rgveda, es el Veda de los Himnos, el Yajur Veda con las fórmulas en prosa para los sacrificios, Samaveda con la liturgia y Atharva Veda con la religión, filosofía y prácticas védicas.

 Cada Veda se divide en cuatro secciones: 1) Mantras, expresiones poéticas sobre la verdad revelada, 2) Brahmanas, manuales para ritos y sacrificios, 3) Aranyakas, interpretaciones filosóficas y algunas formas de meditación y, 4) Upanisads, que hacen explícitas las verdades religiosas y filosóficas contenidas en los Mantras.

 Fechar su antigüedad, ha sido una tarea controvertida entre filósofos, historiadores y eruditos. Mientras los estudiosos occidentales los datan alrededor de 1.500-1.200 A.C. (1) , Los escritores indios los sitúan en un periodo alrededor de mil años antes de la era cristiana (2).

 Los vedas son la fuente de todo el conocimiento posterior de la India, en el Yoga, filosofía, psicología, sociología, ciencia, medicina, danza y teatro, arte y arquitectura, es decir, en casi todo el desarrollo espiritual e intelectual.

 Los secretos de los Vedas están encriptados en forma de simbolismos; esta presentación esotérica, ha inducido a los ignorantes a decir que los himnos son unos versos pueriles de mentes primitivas (3).

 Otros escritores afirman que los místicos védicos, no eran exactamente buscadores espirituales, como ellos abiertamente afirmaban, sino con otras diferentes. Uno debe saber que estos exuberantes espíritus, que amaban la vida en todo su esplendor y que tomaron un respeto y deleite especial por la naturaleza, estaban inmersos por completo en la vida mística, donde toda contradicción desaparece.

Las Gemas de la Filosofía

En los Vedas encontramos las gemas originales de la Filosofía India. La incógnita del espíritu (Atma), comprensión de la mente (Manas), la energía que germina, dirige y estabiliza las fuerzas psico-biológicas en el ser humano (Prana) y las raíces de temas afines. También detallan prácticas de concentración y meditación (Dharana, Dhyana). La palabra Yoga, ya era conocida en el Rgveda , como un vehículo para alcanzar la divinidad.

Los Vedas y el Yoga

la época del Rgveda es una etapa de grandes sabios que conocían la técnica del Yoga,….su camino era intuitivo, bebiendo directamente de la revelación e inspiración…” (5).

El enfoque de los Rsis Védicos era intuitivo; vivían en una profunda unión con la verdad eterna en una comunión mística con lo absoluto. La comunicación que recibían era inefable y no tenía que estar obligatoriamente sujeta a la lógica y raciocinio mental. Los Darsanikas (filósofos) o los Sutrakaras (Escritores de los sutras ), se echaron sobre sus espaldas la hercúlea tarea, de trasladar la sublime y transcendental visión espiritual de los místicos, a través de una presentación intelectual brillante y para la mayoría invisible, del gran conocimiento de los Vedas.

La metáfora del río y sus afluentes

Los Vedas se comparan con el majestuoso caudal del Ganges, en Gaumukh, Gangotri. A medida que el naciente Ganga recorre senderos montañosos, se le van sumando arroyos y afluentes menores hasta llegar a las llanuras, donde el Ganga toma unas dimensiones colosales. Según esta metáfora, los afluentes son los Upanisads, que desarrollaron las ideas sobre el alma, la mente, los sentidos, la energía, etc. Los filósofos fueron otros colaboradores (afluentes) que incrementaron la expansión. A todo esto, el Yoga sumó una profunda comprensión y nueva dimensión por medio de la experiencia directa de todas las fuerzas sutiles de la naturaleza, que trasladan la consciencia hacia el espíritu.

Así el Yoga, aporta tanto el ascenso como la culminación del trabajo espiritual iniciado por los Vedas.

 

 

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2021 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress