Cómo “Dejar ir” en el mundo actual

La esencia de Vairagya es dejar a un lado todas las nimiedades y deseos inútiles que se almacenan en nuestra mente. El principio del desapego es el que nos ayuda a aceptar el mundo tal y como es, realiza las acciones cuando y como se requiere de acuerdo a las capacidades del individuo. Esto nos permite una existencia tranquila en este mundo sin causar estrés innecesario a nadie, dando como resultado una perspectiva mas amplia de la vida.

Para poder entender vairagya y la actitud de desapego necesitamos entender nuestros apegos.

  1. Comida
  2. Bebida
  3. Relaciones
  4. Poder
  5. Deseos materiales

El apego tan solo crea sufrimiento. Lo que ahora nos aporta felicidad será causa de sufrimiento en un futuro cercano. Estos apegos no nos permiten concentrarnos en las cosas esenciales de la vida.

Con el Bhava Vairagya, intentamos inculcar la actitud de dejar atrás nuestros deseos. Nos ayuda a alcanzar la maestría sobre los objetos que, de lo contrario, nos manejan y distraen. Debemos intentar cultivar una actitud de desinterés a todos los niveles, tanto internos como externos. Tan solo se trata de un esfuerzo consciente para generar desinterés que nos puede ayudar a superar los apegos al mundo material. El efecto colateral del desapego sobre el mundo material es la adquisición de conocimiento y concentración en nuestros objetivos. Por tanto, es un efecto colateral sin resultados negativos, ¿no es así?

Debemos cultivar una sensación de objetividad, aceptar todo aquello que sucede a nuestro alrededor y no involucrar mente y pensamientos en ello. Debemos aceptar las cosas tal y como son, rendirnos ante la voluntad de Dios y de la naturaleza.

Narsi Mehta era el ejemplo viviente de Vairagya. Predicaba con el ejemplo. Era un firme creyente de que la renuncia era el paso más importante hacia el auto desarrollo. No mostraba interés alguno en los asuntos del día a día ni necesitaba ganar un sueldo para su vida diaria. Se mantenía al margen de los asuntos mundanos dedicándose exclusivamente a recitar las oraciones de Krishna y danzar en trance.

El funcionamiento de la mente puede controlarse a través de Abhyas y Vairagya, que significan práctica y desapego. Estas dos estrategias se deben practicar en coordinación.

Para profundizar un poco mas en el concepto de Vairagya, expondremos las cuatro etapas que presenta:

  1. Yatmana: en esta etapa, intentamos reconocer y limitar nuestros apegos del mundo externo, aquellos que provocan placer a nuestros sentidos.
  2. Vyatireka: el Segundo nivel es ser capaz de eliminar parcialmente los deseos y los apegos. Es la capacidad de distinguir entre lo que hemos sido capaces de controlar y lo que no.
  3. Ekendriya: la mayor parte de los apegos y deseos se han eliminado en esta etapa, sin embargo, existen apegos que acceden por un órgano sensorial. Es decir, es necesario el control de los sentidos y a la vez estar involucrado a través del orgullo, el prejuicio y el deseo de reconocimiento
  4. Vashikar: la etapa cuarta y final es cuando hemos adquirido un conocimiento discriminativo total.

El Bahva Vairagya es la actitud de dejar ir y de mostrar objetividad. A través de este bhava podemos observar las cosas de forma objetiva, con distancia y sin apego emocional. Es la puesta en práctica de nuestro deber a través del cual surge Jnana, que a su vez permite adquirir la verdadera actitud de Vairagya de la mente.

Oihana Castillo González de Mendoza

 

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2021 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress