La vida es bella. Sadhakas

Soportamos a diario una tremenda tensión, lo que hace que nos sintamos profundamente abatidos con el estilo de vida que llevamos. ¡Es una visión tan estrecha de la vida!, ¿no crees?

Paremos un instante y miremos a nuestro alrededor, una preciosa noche de luna llena, la imagen sobre el mar, es algo tan bello que nos hace inclinar la cabeza en señal de reverencia a la gloria de Dios. La fragancia de las flores, el dulce canto de los pájaros, el chapoteo de las gotas de lluvia, el sonido del viento, todo esto; ¿no es algo divino? ¿No es hermoso? ¿tenemos el tiempo y es estado mental adecuado para verlo de esta manera? ¿para poder disfrutar de tan extraordinario espectáculo?

“Aprende a reír, la vida y la risa son bellas. ¡No cuesta un céntimo!”

—————————

“Es sorprendentemente maravilloso”, sonreía, mientras escribía aquel mail que llegaría en cuestión de minutos a sus seres más queridos. “Aunque todavía estoy lejos de manejarme bien con esta portentosa máquina”. Una de sus antiguas alumnas había venido a visitarle desde Inglaterra. Le dijo: “Tienes una mente maravillosa, necesitas un ordenador para conectarte a internet” No gastó más palabras. Simplemente lo hizo (como su maestro le había enseñado) y en dos días, un flamante ordenador estaba listo para funcionar encima de su mesa. Tener en sus manos todas las bibliotecas del mundo a través de internet, para él tan aficionado a la lectura, le dejó atónito “la vida es hermosa” exclamó.

__________________

En una pequeña aldea vivían un Brahmin y su único hijo. El hombre había perdido a su esposa, así que había decidido hacer el papel de padre y madre a la vez.

El chico creció, ahora era un joven apuesto. Habían pasado los años y el joven necesitaba una pareja. El padre después de hablar con él y recibir su aprobación, decidió que se debía casar con la chica elegida. Pasado un tiempo, el padre y el hijo disfrutaban de un ambiente cariñoso y feliz con la nueva esposa. Un día, el padre ya hombre experimentado y mayor, habló con su hijo en privado. Le hizo sentar en la cama junto a él y le dijo: ”Hijo mío, la vida es bella. Si quieres disfrutar de ella para siempre, no cambies tu forma de pensar. Esta visión se ha de mantener a lo largo de toda tu vida a pesar de sus altibajos”

El hijo contesto: “Padre, he visto como una persona positiva puede crear la armonía necesaria para una vida plena”.

EPIFANIO CASTILLO

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2020 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress