EL YOGA Y LA SALUD DE LA MUJER – SITA DEVI YOGENDRA

Para mantener la salud diaria de la mujer, el yoga tiene más que ofrecer de lo que parece a simple vista. El yoga científico posee una sección cultural de educación física que incluye higiene, medidas preventivas y terapéuticas. La salud de la mujer, y la mujer en sí misma, han sido grandes olvidadas durante tanto tiempo que, si continuamos haciéndolo, las consecuencias a nivel individual y como nación pueden llegar a ser muy negativas tarde o temprano. Y digo esto porque parece que hay una idea creciente entre las mujeres modernas de que su tarea primordial es cuidar de los más desvalidos de la sociedad. Pero ¿qué ejemplo de bienestar físico son estas figuras femeninas para enfrentarse al sufrimiento cuando ellas mismas están sufriendo de una salud paupérrima?

Aquellas que intentan unirse o ya están unidas a trabajos humanitarios, deben construirse una base solida para ellas mismas. Esto no solo servirá como ejemplo para otros, sino que también aliviará la carga del trabajo a llevar a cabo. Para calentar los corazones ajenos nuestro corazón ha de tener calor sobrante. Y este calor implica confianza en una misma y una reserva de vitalidad, y la vitalidad solo llega con una buena salud tanto física como mental. La fortaleza de carácter también es una fuente de vitalidad – incluso la fuerza moderada requiere una resistencia moral y espiritual. La falta de esta fortaleza implica una falta de propósito, de bases para el éxito y, por tanto, la necesidad de recopilar y construir esta fortaleza.

El primer paso para comenzar es el cuerpo. Además de un entrenamiento corporal yóguico, la alimentación requiere una atención no menos importante. Llevar una alimentación correcta es una fuente de vitalidad que ninguna mujer debería menospreciar bajo el objetivo de estar delgada y perder mas peso del necesario. Demasiado a menudo, las mujeres tienen una ingesta pobre con la falsa esperanza de que esto les conduzca a perder alguna talla. Esta idea es tan común en las chicas desde la adolescencia que incluso comienzan a rechazar comida solida y consistente y tan solo ingieren líquidos. La consecuencia es que el desarrollo pélvico, la base de la salud y la fuerza femenina, se detiene. Y a pesar de que estas chicas puedan tener aparentemente un crecimiento normal, el tamaño y la fuerza de los órganos pélvicos se quedan en el tamaño de los órganos de una chica sin desarrollar.

Además de esta pérdida de tamaño, existe el riesgo añadido para la salud debido a la función incorrecta de los ovarios. Además, se ha demostrado científicamente que el funcionamiento correcto de los ovarios yace la base no solo de una buena salud sino también el encanto y la fuerza de una mujer. Por tanto, lo adecuado es ingerir alimentos apropiados en la cantidad adecuada y realizar ejercicio de forma racional para mantener a raya cualquier tendencia a coger peso.

Y aquí es donde la educación física del Yoga ayuda a las mujeres de una forma increíble. El entrenamiento postural no requiere equipamiento, ni siquiera un monitor personal, ni una masa muscular mínima, sino mantener el esfuerzo sin violencia y en repeticiones frecuentes. Los beneficios psicológicos de este entrenamiento y de las posturas han sido investigados en profundidad en el Yoga Institute con la ayuda de estudios y de trabajo de laboratorio

En lo que respecta a la constitución, las mujeres son mas propensas al estreñimiento que los hombres debido a diferencias estructurales. Sin embargo, esto puede solucionarse fácilmente con una serie de posturas dinámicas que cuidan el tronco. Si además añadimos a estas series algunas posturas estáticas como Halasana o el arado para mejorar la zona pélvica, la espina dorsal y los músculos posteriores y alternamos actividad y descanso, tenemos asegurada una salud perfecta.

OIHANA CASTILLO GONZÁLEZ DE MENDOZA

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2020 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress