OPTIMISMO

DR. HANSAJI J. YOGENDRA

Yoga y Salud total enero 2019

No apreciamos lo que tenemos en la vida, nos desanimamos cuando tenemos que enfrentarnos a un reto y por eso nuestros esfuerzos para superarlos no arrojan resultado alguno. No nos damos cuenta de cuánto nos benefician estas situaciones porque las observamos bajo el prisma de una visión unidimensional

Hace dos días una mujer me contaba que tiene una suegra muy negativa que le dice constantemente lo que hace mal. Su marido, a su vez, está pasando por una época difícil en el trabajo, pues su jefe es muy exigente y nunca está contento con el trabajo de su marido. Él trabaja mucho para agradar al jefe y pone mucho esfuerzo en realizar su papeleo correctamente, sin embargo, el jefe mira los archivos, se los tira a la cara y le increpa que nada de lo que ha hecho tiene sentido. A su vez, el jefe le encarga generar nuevas ideas y se las apropia presentándolas después como suyas. Así, en casa tienen a la suegra y en el trabajo está el jefe, ambos frustrando profundamente al matrimonio

Vinieron ambos a hablar conmigo y tan solo les hice una pregunta, si se hacían alguna idea de lo creativos que se estaban tornando gracias a esos retos. Cuando nos enfrentamos a críticas o situaciones adversas, nuestra creatividad se mantiene en un alto nivel para poder afrontar las dificultades. El esfuerzo se mantiene a ese mismo nivel puesto que debemos intentar solucionar la situación de diferentes maneras para poder avanzar en la vida y sentirnos mejor. Como consecuencia, se produce un cambio de personalidad muy profundo. Mi consejo a este matrimonio fue que mantuvieran este progreso durante un año, para que observaran que la situación posteriormente cambiaría de forma automática. Esto ocurre innegablemente puesto que tras el día llega la noche y tras la noche tiene que amanecer, no hay alternativa. Sin embargo, nosotros nos impacientamos por la solución de nuestro problema, queremos un cambio inmediato y eso no es posible. Es necesario cambiar el enfoque con que abordamos los problemas.

Debemos mantenernos constantemente positivos acerca del futuro, incluso si hay problemas no debemos perder la esperanza y pensar que no nos queda nada en la vida.

Una directora de colegio acudió al Instituto porque estaba deprimida debido a su mala salud, estaba muy obesa y tenia diabetes y problemas coronarios. Ni siquiera podía andar una distancia corta sin sentir dolor y sentía que la vida llegaba a su fin. Yo le dije que aún le quedaba vida por delante, y le pregunte cuánto podía llegar a andar. Ella respondió: “tengo los pies hinchados, no puedo andar en absoluto”. Pero yo le dije: “no, tienes piernas y por tanto puedes andar”. Anduvo 10 o 15 pasos cómodamente y fue en el paso 16 cuando comenzó a sentir una ligera pesadez. Le dije que tenia una salud fantástica, algo que le sorprendió enormemente. Así.  le dije que anduviera 15 pasos cuatro veces al día, de forma que si lo hacía regularmente, incrementara su capacidad. Y eso es exactamente lo que pasó; un mes después, era capaz de andar cómodamente y caminar hasta el Instituto dado que su capacidad había aumentado.

De esto modo,  si tenemos que resolver algo, podremos hacerlo. No cabe duda. Todo lo que necesitamos es la decisión firme de mantenernos siempre optimistas. Esta misma idea es la que expresa el Shloka principal del Bhagavad Gita: cualquier cosa que ocurra, será para bien.

TRADUCIDO POR OIHANA CASTILLO

Comparte este artículo

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2020 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress