YOGA SŪTRA II.14 – S . H. ĀRANYA

ते ह्लादपरितापफलाः पुण्यापुण्यहेतुत्वात्॥१४॥

te hlādaparitāpaphalāḥ puṇyāpuṇyahetutvāt||14||

Por causa de la virtud o el vicio, estas (nacimiento ,duración y experiencia) producen experiencias agradables y dolorosas. ||14||

 Comentario de Vyāsa

।।2.14।।तेजन्मायुर्भोगाःपुण्यहेतुकाःसुखफलाअपुण्यहेतुकादुःखफलाइति।यथाचेदंदुःखंप्रतिकूलात्मकमेवंविषयसुखकालेऽपिदुखःमस्त्येवप्रतिकूलात्मकंयोगिनः।

कथंतदुपपद्यते

Las especies en las que se nace, la duración de la existencia y la experiencia resultante, producen felicidad si su causa es la virtud y miseria si su causa es el vicio1. Lo mismo que la miseria es indeseable (para seres ordinarios), también lo es para el Yogui. Incluso el disfrute de objetos agradables, ya que estos también al final llevan implícito el dolor.

1Las causas de la miseria son ignorancia, Asmitā, atracción, aversión y miedo. Las acciones correspondientes que son opuestas o los debilitan, se consideran virtuosas, mientras que las que los cultivan son viciosas.

      Se consideran actos piadosos el contentamiento, piedad, auto-control, no-codicia, limpieza, disciplina de los sentidos, sabiduría, aprendizaje discriminativo, veracidad y ausencia de cólera. La amistad y amabilidad así como la benevolencia y caridad en que se basan también se consideran virtuosos, porque son parcialmente opuestos a la ignorancia. Las acciones opuestas a la virtud como ira, codicia, violencia basada en la ignorancia, mentira e incontinencia son acciones pecaminosas. Según Āchārya Gaudapāda: Yama, Niyama (ver II.29), compasión y caridad constituyen los actos virtuosos.

Jesús Melero

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2020 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress