CAP. II,SUTRA 5 de SATYANANDA PARAMAHAMSA

CAP. II,SUTRA 5 de SATYANANDA PARAMAHAMSA

Avidya: Ignorancia

AVIDYA ES UN ERROR DE PERCEPCIÓN QUE CONSISTE EN TRATAR LO TRANSITORIO, IMPURO, DOLOROSO Y AL NO SER, COMO ETERNO, PURO, FELICIDAD Y EL SER (RESPECTIVAMENTE).

          Este Sutra nos ofrece la definición más clásica de Avidya. Ordinariamente significa ignorancia, pero en este Sutra su significado es diferente. Es asignar a todas las cosas denominaciones que lo son sólo para algunas. Es un error de percepción espiritual. Cuando confundimos una serpiente con una cuerda, la forma de tu conciencia en ese momento es Avidya. Es un tipo de psicosis, no una neurosis. Posee la cualidad fabricante, para fabricar algo útil.

En el Bhagavad Gita se ha dicho que bajo la influencia de Avidya, Dharma es confundido con Adharma, y viceversa.

En Vedanta se ha dicho que el cuerpo, los sentidos y el Buddhi poseen sus limitaciones; por encima de ellos existe la conciencia. La conciencia es pura, mientras la base es impura. La conciencia es eterna, Ananda, mientras la base es no eterna y desgraciada. Por tanto Avidya deberá ser indiferente al ser interno, porque es identificación con el cuerpo.

          Es ilusión divina, un tipo de velo, una dosis de morfina, un defecto de nuestra visión psíquica. Confundimos nuestras relaciones con los demás debido a Avidya, igual que antes confundíamos la cuerda con la serpiente. El error es la condición de nuestro cerebro y pensamientos.

          Avidya es una idea errónea que acompaña a Jivatman desde el principio de los tiempos. Su fin, marca el comienzo de la iluminación. Sólo es posible con una completa distinción entre el cuerpo y la conciencia, pero resulta muy difícil. No podemos separar nuestra conciencia de Buddhi, ni incluso en meditación. Hasta intelectualmente resulta imposible, que el cuerpo es diferente del Atman, de la mente, de la conciencia. Sólo en meditación muy muy profunda podemos verles como dos. En la actualidad, materia y energía nos parecen una sola cosa. Intelectualmente los podemos considerar como dos, pero no lo podemos experimentar a causa de Avidya. Desconocemos la esencia de las cosas porque las conocemos sólo superficialmente, como un coco. Sólo podemos comprender adecuadamente la esencia a través de Viveka.

Por Pilar Gil

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2020 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress