Parisamvad 2.10

“La destrucción final de los Klesas se da cuando Citta es incapaz de tolerarlos. En su forma tosca, la mente es activa y agitable. Cuanto más permanezcamos en esta forma externa animal, más poderosos son los klesas. Sin embargo, cuando la mente se torna sutil a través de la meditación, los klesas se debilitan. Una persona en meditación profunda no puede enfadarse, pues la ira se reduce de manera considerable. En yoga, esta reducción se produce a través de la meditación.

Al principio, nos centramos en una pequeña parte tosca, pero posteriormente la mente se calma y se controla, es entonces cuando los klesas prácticamente se detienen. Cuando alguien entra en estado de Asamprajnata, no siente necesidad de pensar, está en blanco, y por tanto los klesas parecen quemados. Esto se denomina incapacidad de germinación o estado de semillas quemadas.

Los klesas no pueden germinar más, es como cuando hay comida, pero no tienes apetito, y las provocaciones que antes nos alteraban dejan de hacerlo. El Yogui, en este estado, no se altera por nada”.

 TRADUCIDO POR OIHANA CASTILLO

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2020 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress