Osho, Yoga sutras II, 8, notas

  • El hombre puede estar físicamente enfermo; entonces es necesario un médico, el doctor. Puede estar psicológicamente enfermo, entonces Freud, Jung y los demás pueden ayudar algo.
  • Pero cuando el hombre está existencialmente enfermo, ni un médico, ni un psiquiatra pueden ayudarle.
  • La enfermedad es existencial. El hombre sufre una enfermedad espiritual.
  • Ahora incluso los biólogos se han dado cuenta, incluso la medicina se está dando cada día más y más cuenta, que cuando extraes la sangre de un hombre para examinarla, ya no es la misma que circulaba por su interior, está muerta.
  • La vida existe como una unidad y el punto de partida occidental es diseccionar, mirar la parte, comprender la parte y a través de la parte tratar del comprender el  Todo.
  • Nunca se conseguirá.
  • Cuando el cuerpo está en orden, cuando funciona bien, cuando la mente está en calma, de repente te vuelves consciente de la mayor ansiedad que existe en el mundo: la existencia, la espiritual.
  • Te empiezas a preguntar: ¿Qué significa todo esto? ¿Porque estoy aquí? ¿Para qué? Esta idea nunca se le ocurre a un hombre enfermo, porque está demasiado ocupado con la enfermedad.
  • Cuerpo y mente si están sanos, harán que por primera vez te encuentres con los verdaderos problemas. Y esos problemas serán los espirituales.
  • Cuando Jung habla de su “psicología analítica” como un camino de auto-realización, no sabe lo que está diciendo. En él no ves a un hombre auto-realizado. Indaga en la vida de Jung, en la vida de Freud y descubrirás en ellas a dos seres humanos corrientes.
  • Recuérdalo el ego no puede desaparecer mediante la interpretación de los sueños. Al contrario, puede que se refuerce porque la separación entre consciente e inconsciente será menor. Tu ego se reforzará, tu mente se reforzará.
  • Oriente considera al ego mismo como la enfermedad, la mente en conjunto es la enfermedad. No tienes elección: consciente e inconsciente han de desaparecer, han de eliminarse.

E. Castillo

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress