YOGA SŪTRA II.2 – S . H. ĀRANYA

1

El Kriyā-Yoga (debe practicarse)….

समाधिभावनार्थः क्लेशतनूकरणार्थश्च॥२॥

samādhibhāvanārthaḥ kleśatanūkaraṇārthaś ca ||2|

Para producir el trance y minimizar las aflicciones. ||2||

Comentario de Vyāsa

स ह्यासेव्यमानः समाधि भावयति क्लेशांश्च प्रतनू करोति।प्रतनूकृतान्क्लेशान्प्रसंख्यानाग्निना दग्धबीजकल्पानप्रसवधमिणःकरिष्यतीति। तेषां तनूकरणात्पुनः क्लेशैरपरामृष्टासत्त्वपुरुषान्यतामात्रख्यातिः सूक्ष्मा प्रज्ञा समाप्ताधिकाराप्रतिप्रसवाय कल्पिष्यत इति।
अथ के क्लेशाः कियन्तो वेति

Cuando el Kriyā-Yoga se realiza correctamente 1, conduce al estado de Samādhi y atenúa los Kleśas considerablemente. El fuego de Prasaṁkhyāna o conocimiento discriminativo, esteriliza a los Kleśas atenuados igual que semillas tostadas. Una vez atenuados, no pueden oscurecer la realización de la distinción entre Buddhi y Puruṣa. Esta realización deja de existir temporalmente, bajo la ausencia de manifestación de los Guṇas.

 1 Las impurezas son destruidas por el Kriyā-Yoga. Las impurezas son la agitación y la torpeza de los sentidos, nacidas respectivamente de Rajas y Tamas, inherentes en ellos. Cuando se eliminan las impurezas el Chitta se dirige hacia el Samādhi. Los impurezas son una forma agravada de los Kleśas, a medida que estas disminuyen, también los Kleśas son atenuados.

      Cuando los Kleśas se vuelven tenues, están preparados para la extinción. Una vez atenuados, se vuelven inactivos por conocimiento discriminativo, conocido por los nombres de Prasaṁkhyāna o Samprajñāta o Viveka. Lo mismo que una semilla tostada no brota, así los Kleśas reducidos a un estado improductivo por Samprajñāta , no dan lugar a modificaciones de la mente. Por ejemplo: “Yo soy el cuerpo” es una creencia afectiva errónea, basada en la ignorancia. Cuando por la fuerza del Samādhi se realiza Mahat-tattva (puro sentido del yo), se aprecia correctamente que “yo no soy el cuerpo”. En el estado de absorción, la mente permanece establecida en aquel conocimiento y la modificación aflictiva -”Yo soy el cuerpo”- se convierte en una semilla estéril; de la impresión latente de la creencia “yo soy el cuerpo”, no surgen modificaciones similares y todas las modificaciones basadas en esta creencia se extinguen para siempre. Las impresiones de la noción “yo soy el cuerpo” nacen del Kleśa, mientras que la impresión de la noción “yo no soy el cuerpo”, nace del verdadero conocimiento y no es aflictiva. A esta última también se la llama Prajñā-saṁskāra. Una vez que la mente se vuelve inactiva por medio del conocimiento de la distinción entre Buddhi y Puruṣa, que es el desapego supremo, las latencias de Prajñā -estados estériles de los Kleśas -, también desaparecen (ver Y.S. I,50 y II,10).

Mientras que el estado atenuado de los Kleśas se logra mediante el Kriyā-Yoga, su estado inoperante o sutil se hace por Samprajñāta o conocimiento verdadero.

En el ejemplo anterior de conocimiento de “no soy el cuerpo” se deriva de Samādhi o concentración. La atenuación de los Kleśas es Kriyā-Yoga : calma de cuerpo y sentidos por Tapasyā, predisposición hacia la realización por Svādhyāya y tranquilidad mental por Īśvara-Praṇidhāna.

Jesús Melero

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress