La SÍLABA MÍSTICA “OM”

Mantra: Canto de himnos y sílabas que poseen efectos terapéuticos sobre diferentes dolencias.

 

OM es mucho más que una simple palabra, es un símbolo:om

El monosílabo sagrado OM es el más antiguo y venerado de todos los Mantras indios, utilizado generalmente como soporte para la meditación sobre una Realidad Superior. También se conoce como “raíz” o “Moola”, Mantra semilla, un preámbulo a el cántico de los demás Mantras.

Esta sílaba se ha utilizado como invocación en la India desde hace miles de años, también en el Yoga. El Upanisad Maitrayana (VI, 22), lo describe como el sonido en que los Yoguis focalizan su atención, hasta el punto en que pueden trascender la conciencia finita. El mismo texto (VI, 24) compara al cuerpo con un cuenco y a la sílaba  con un arco, la mente enfocada como la punta de una flecha, la diana es el Misterio de la Existencia. Otro ejemplo “así como la araña teje hilo a hilo una enorme telaraña para que soporte su peso, eso mismo hace el meditador, utiliza el OM como una escala que le lleva a lo más alto, hasta conseguir la liberación”.

 El Mandukya Upanisad comienza con el pasaje siguiente: OM. Es la sílaba que contiene en sí toda la creación……, pasado, presente y futuro…, su sonido es el sonido del universo. OM es el sonido que transciende el tiempo”.

El mismo Upanisad lo analiza dividiéndolo en cuatro partes o “medidas”: A, U, M y Anusvara (el punto situado encima de la letra M, que significa un zumbido nasal).  Estas cuatro divisiones se comparan con los cuatro estados de conciencia: vigilia, soñar, dormir y el cuarto Turiya, el ser transcendental, más allá de la mente.

Según los Yoga Sutra de Patañjali (el primer texto sobre el Yoga Clásico del S V A.C.) Pranava (OM) además de recitarse, se debe contemplar sobre su significado para que arraigue “la interiorización mental”. Este Mantra primigenio se utiliza en las técnicas de meditación con sonido (YS I. 27), meditación sobre OM, o simplemente cantado, para eliminar todos los obstáculos mentales, según apunta el Sutra.

Como es el Mantra primigenio se conoce también como “semilla original” (Adi bija)-

Desde el S VI se utiliza el símbolo para designar este sonido y también como símbolo gráfico de buen auspicio para la literatura espiritual.

OM – LA LLAVE.

En la historia de la humanidad no ha existido nunca un estudio tan profundo de la mente y la conciencia humana como en la India. Este monumental trabajo fue iniciado por los sabios de los Upanisads. Pero necesitaban una “llave” para acceder a los estados superiores de la meditación, que encontraron en la sílaba mística OM.

La teoría india del sonido.

El sonido de manifiesta en diferentes niveles de vibración. La palabra hablada por ejemplo, en sánscrito se denomina Vaikhari. Procede de la raíz Vak (lenguaje). Las ondas sonoras llegan al conducto auditivo y son transportadas por un proceso electro-químico al cerebro que interpreta su significado, los niveles de vibración se identifican en un punto que se conoce como Madhyama (el del medio). Es la misma vibración sutil que nos permite escuchar nuestros pensamientos. Por debajo está el nivel de la capacidad de idear y la casi inaudible vibración del sonido llamado Pasyanti, que conduce a Nada (el sonido uniforme o sonido sin sonido) que es el origen de los sonidos.

OM – La piedra angular de los Mantras.

Los Mantras provienen del germen de la sabiduría espiritual. Muchos de ellos fueron una revelación de los sabios en profundo estado de meditación. Los maestros instruían a un discípulo con el Mantra Diksa (iniciación), el discípulo iría ascendiendo gradualmente en la escala espiritual desarrollando su alerta consciente, mediante la repetición y meditación del Mantra.

Los Mantras tienen un triple propósito, primero como oración, segundo como  invocación a un poder superior de protección y ayuda, por último un soporte para la meditación.

La literatura más extensa de la India se encuentra en el Mantra Sastra. Sin embargo para el hombre común es suficiente con el conocimiento de OM, el Mantra universal, que contiene en sí el conocimiento y poder del resto de los Mantras.

OM se utiliza como una oración para la meditación. La consciencia se va ampliando gradualmente desde el estado inicial de una mente distraída hasta incrementar más y más la concentración en una sola dirección, llegando finalmente percibir la esencia espiritual.

Como es la práctica (Cántico de OM).

Allí donde te encuentres, tu casa o cualquier otro sitio, busca un lugar tranquilo. Coloca una esterilla o alfombra en el suelo. Siéntate  con las piernas cruzadas, las manos sobre las rodillas, la espalda y el cuello derechos. Cierra los ojos. Mete ligeramente el abdomen.  Respira lenta y profundamente unas cuantas veces. Después comienza a cantar OM suavemente.

El canto debe iniciarse vocalizando OM como A-U-M. La “A” se pronuncia desde el corazón, el sonido asciende lentamente hasta los labios donde se pronuncia la letra “U”, seguido cierra los labios y continúa con la “M” hasta que el sonido desaparezca. A continuación suspende la respiración e intenta escuchar al sonido que va desapareciendo lentamente.

Continúa con este suave cantico durante unos minutos. Día a día ve incrementando el tiempo de práctica. Una vez te hayas familiarizado con la vibración repite el Mantra mentalmente (esta repetición mental se conoce como JAPA). Con el correr de los días, a medida que arraiga la práctica de JAPA, hay que entrar en el silencio y escuchar OM sin vocalizar ni hacer JAPA de OM.

El sonido posee diferentes formas de manifestación. Todos los sonidos se mantienen unidos en un campo de sonido unificador, este campo es OM. Los sonidos contienen la palabra, los objetos que denotan las palabras, el poder sobre ellas y los objetos, todo ello aglutinado por el campo unificador del Mantra Universal OM.

El Mantra universal OM emana de una fuente suprema, el Yogui quiere llegar a esta energía suprema mediante el canto, meditando y contemplando sobre OM.

Beneficios

El principiante, desde el inicio puede obtener gran beneficio del canto de OM. Él corazón  registra los sentimientos y  la cabeza/cerebro procesa los pensamientos, ambos funcionan generalmente con sentimientos encontrados, sufriendo enorme tensión y estrés. Al iniciar la vibración al nivel del corazón y subirla hacia el cerebro/cabeza, la tensión entre corazón y cabeza, entre sentimiento y pensamiento, disminuye notablemente. No obstante, uno ha de explorar y conseguir experiencia directa para superar la tensión innata del conjunto cuerpo-mente. Por tanto, hasta para el principiante existen notables beneficios tanto a nivel fisiológico como psicológico.

El plano siguiente es el mental, hay que focalizar las energías dispersas sobre un solo punto, OM. En el Yoga Sutra I, 2 (Vyasabhasya)  se establecen los cinco modos en que la puede funcionar la mente humana:

  • Opaca (Ofuscada) y dispersa.
  • Distraída
  • Agitada
  • Centrada y unidireccional
  • Clara y equilibrada

Los tres primeros modos pueden entrenarse gradualmente para llegar a situarse en el modo unidireccional (focalizado) y concentrado mediante el canto de OM.

Aquietar el Subconsciente

El subconsciente es el depósito de todas las experiencias y memorias del pasado.

Oculto tras los pensamientos se esconde el poder arrollador del subconsciente. Su influencia nos mediatiza creando enorme perturbación. El encantador de serpientes, con la melodía hipnótica de su flauta domina la voluntad del animal; por el canto de OM se relaja la agitación mental.

 

Explorar conscientemente los estados de dormir y soñar.

El hombre común vive ajeno ante estados tan importantes en la vida como el soñar y dormir. ¿Son estados vacíos, como se piensa generalmente? ¿Suceden hechos importantes? ¿Deben ser conocidos? ¿Existe algún medio de acceder conscientemente? ¿Podemos adquirir nuevos conocimientos y en consecuencia desarrollar una nueva visión de la vida?

El Yogui quiere conocer todos los estados de conciencia de la mente humana, explorarlos, dominarlos y saber cuál es la fuente original donde nacen.  Una de las técnicas que utilizan es el canto y contemplación sobre OM, que le permite transcender las barreras entre los diferentes planos de conciencia y dominar sus leyes. Cantar y meditar sobre su significado posibilita el salto sobre tres planos: vigilia, dormir y soñar, para acceder a un plano dimensional único, donde no existe dolor ni sufrimiento, sino beatitud y felicidad. OM es la clave para sintonizar y acceder a esta sublime felicidad.

Existen especulaciones y textos incontables sobre OM en los Sastras, pero una cosa es cierta que esta sílaba/ símbolo se ha utilizado en la India desde tiempo inmemorial y está grabada profundamente en la sique y espíritu de la mente india. Utilizada por los sabios para transcender todos los planos hasta lo último e incluso por el hombre común, que lo ha utilizado en multitud de formas la mayor parte de las veces ignorando su verdadera importancia, pero atraído por su atractivo y poder universal.

H. Sequeira

Comparte este artículo

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress