Maestría, Auto-Dominio

Yoga significa control absoluto de todos y cada uno de los componentes de la personalidad. Es una definición extraordinariamente atractiva, pero que obliga a superar enormes dificultades y defectos.

Superar todas estas barrearas exige un aprendizaje muy consistente. En el inicio se recomiendan acciones aparentemente sencillas. No parece una alternativa muy agradable, porque nosotros estamos pensando en otros objetivos más elevados, como Dios, Auto-realización, despertar de la Kundalini, etc. Estas tareas de iniciación nos parecen trabajillos de nada, una pérdida de tiempo. Asumir los deberes propios de cada cual, cuidar las necesidades del cuerpo o poner en práctica los valores de Yama y Niyama, lo consideramos acciones mundanas, muy corrientes, de poco caché espiritual. Pero así es como funciona el diseño de la vida. Una de las cosas básicas que aprende el bebé es a ponerse de pié, andar a tropezones, cayéndose una y otra vez, todo esto forma parte del aprendizaje para poder saltar, correr y brincar más adelante. Los bebés muestran un tesón y fe inquebrantable, inasequibles al desaliento lo intentan cientos de veces sin mostrar la mínima frustración o excitación, hasta que lo consiguen.

Para lograr los objetivos más elevados de la vida, lo que es decir el máximo desarrollo de nuestro ser interior, se necesita obligatoriamente abrir una dimensión superior de la mente. Lograr este estado de libertad y beatitud implica la superación de todos los obstáculos mentales, el individuo ha de graduarse con sobresaliente lidiando con las experiencias cotidianas de la vida material. Las tareas comprenden la realización de los deberes individuales, transformar las dañinas reacciones del carácter, incorporar una serie de hábitos saludables, sanear las relaciones con el entorno, maestría sobre el propio cuerpo, prevención y conocimiento de la enfermedad, etc. Sin la realización de estos principios fundamentales, la mente seguirá agitada y descontrolada de forma permanente.

Auto-dominio significa control sobre los impulsos básicos de la vida. Por eso lo que propone el Yoga desde el inicio es superar las tendencias negativas de la mente consciente. Incluso los primeros estadios del Samadhi tienen que ver con el nivel consciente, que consiste en conocer los factores que componen el mundo externo y conseguir dominio absoluto sobre ellos. No se puede disfrutar de grados superiores de espiritualidad si nuestra vida emocional y física está hecha un desastre. Estar en guerra permanente con todo lo que nos rodea, deteriora seriamente la salud mental y espiritual.

En el momento que la mente consciente es subyugada por la aplicación de una conducta adecuada respecto a los deberes del mundo material, en las relaciones con la familia y sociedad, se inicia el estudio y depuración del subconsciente. Ese mundo subconsciente compuesto por anhelos, deseos, recuerdos del pasado, se abre ante el practicante como un nuevo reto para disciplinar y dominar. Superar los profundos impulsos del subconsciente liberándose de miedos y esclavitudes, significa libertad verdadera: MOKSA, liberación absoluta.

 

Realiza breves pausas durante el día y auto-observa como estas interiormente.

Procura no hacer las cosas de forma mecánica.

Pon más consciencia en tus actividades.

Cuando hables hazlo con la seguridad de que el yo esta bajo control.

Si ves que te enfadas o agitas emocionalmente, no hables, intenta serenarte primero.

Dr. Jayadeva Yogendra

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

 

 

 

 

 

 

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress