LOS SENTIMIENTOS

Recuerdos de los Grandes Yoguis

Los sentimientos poseen una fuerza enorme, moldean la personalidad y proporcionan sentido a la vida. Los Yoguis antiguos los estudiaron en profundidad. Descubrieron el tipo de energía que mueve las emociones como también la actividad física, la denominaron Prana, bio-energía o fuerza vital. El Control y la Regulación de esta energía descomunal fue un logro importante de la metodología yóguica.

Los sentimientos están presentes en todas las actividades de los objetos con los que nos relacionamos.

Según el pensamiento yóguico, aunque sólo estemos observando, que aparentemente no hay actividad física, a nivel inconsciente estamos generando sentimientos.

A cada cosa la ponemos color, simpatía o antipatía, afecto o rechazo y todos estos matices quedan registrados en la mente dando lugar más tarde a fuertes impulsos emocionales.

Estas tendencias están en el subconsciente al que llegaron a través del consciente, o sea se originaron conscientemente. En momentos de debilidad o cuando uno busca auto-satisfacción o con miradas que decimos inocentes, se generan unas sensaciones que van dejando impresiones y fortaleciendo futuras reacciones hacia determinados estímulos. Hay que estar alerta y percatarse en el momento preciso en que se inicia una sensación o percepción de este tipo. Hoy en día se está dando enorme importancia a las emociones y sentimientos. A pesar de toda la información que disponemos sobre las secuelas de las emociones y sentimientos incontrolados, olvidamos que su poder está en nuestras manos y que si nos lo proponemos podemos cambiar la vida. Pero un muro de sentimientos y opiniones nos mantiene amarrados a los acontecimientos del entorno y las impresiones que produce, que hacen imposible al hombre entender su propia mente.

Reconocer la importancia de estos factores externos, el desencadenante que produce las impresiones, es uno de los estudios más profundos del Yoga.

¿Qué son los objetos?¿Qué tipo de relación hay que tener con ellos?¿En qué medida nos afectan los sentimientos mientras realizamos las actividades cotidianas y manejamos situaciones?¿Existen técnicas psicológicas que permitan cambiar estas reacciones?¿Que funciones de la personalidad del individuo entran en juego? todo esto es muy importante.

En la ciencia del Yoga, los sentimientos tienen una importancia capital, hasta tal punto que se dice que tanto la percepción individual como la realidad externa, no son más que simples sentimientos, creaciones subjetivas de la mente. En Yoga tiene su propio nombre técnico: La Acción de las Tres Gunas.

Teniendo en cuenta todas estas razones, obligatoriamente el estilo de vida yóguico tiene que ser diametralmente diferente al que realizamos en la vida cotidiana. A pocos se les ocurre pensar sobre estos temas, la sociedad ofrece un montón de objetivos más asequibles, por ejemplo ganar dinero o disfrutar de los placeres de la vida y esto es una barrera mental que bloquea nuestra actitud hacia la vida. Miramos las cosas desde una óptica superficial etiquetándolas como placenteras o desagradables, no percibimos los tonos medios, ni entendemos el significado que se esconde tras las situaciones que nos presenta la naturaleza. Así que el estilo de nuestra actual forma de vida es opuesto al estilo de vida Yóguico.

 

Dr. Jayadeva Yogendra

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress