ACLARACIONES SOBRE LA CONFUSIÓN GENERAL DEL PRANAYAMA

En la época de los grandes yoguis como Matsyendra  y Goraksha, la ciencia de la respiración era perfecta, ellos mismos con su experiencia  directa confirmaban la veracidad de los resultados. Posteriormente Swami Swatmarama discípulo de Goraksha escribió el “Hatha Yoga Pradipika” la teoría y práctica de la ciencia que en aquél tiempo era secreta. Hasta aquí todo es natural, el individuo que pretendía encontrar la verdad o ser un Yogui, partía hacia los bosques más apartados en busca de un Guru.  Así se mantuvo la ciencia en celoso secreto en el pasado y hasta periodos bien cercanos también conservo este oscurantismo.

Sin embargo, los escritores orientales y occidentales que han escrito sobre Pranayama, han abordado sus trabajos sin conocimiento sobre el tema como si fuese un texto literario más. El problema reside en su ignorancia sobre esta ciencia y su deseo personal de notoriedad escribiendo algo original y curioso que llamase la atención. No conozco ni un solo ejemplar, de los miles que se han escrito sobre el tema, que sea digno de estudio. Hay muchos libros con poca materia y mucha confusión, y otros sin ninguna utilidad. Incluso ensayos en sánscrito original son pura taquigrafía. Carecen de una explicación científica adecuada para las exigencias actuales y sus teorías son impracticables. Por desgracia, los viejos manuscritos de los sabios Yoguis fueron destruidos en épocas pasadas. Eso supuso la desaparición de la ciencia. Y en este momento es prácticamente imposible saber lo que es esta Ciencia de las ciencias, que se perdió en la Edad Media.

Comentaristas recientes que han tratado de revivir esta maravilla carentes de experiencia y maestría, han interpretado los textos a su manera, empeorando aún más la situación. Su falta de experiencia en Yoga y ningún conocimiento anatómico,  les impulsó a crear un tratado de “curiosidades” sobre Pranayama. No sólo es una ciencia dirigida al dominio a voluntad del sistema respiratorio. Su objetivo es el control absoluto de la función respiratoria a todos los niveles. Aunque el domino de los diferentes procesos de respiración facilitan el control del Prana, esto no quiere decir que se conozca la ciencia en su totalidad. Aún hay algo mucho más importante que la técnica: el control de la energía que da vida al aliento.

Así que el objetivo del primer nivel de Pranayama es dominar la mecánica respiratoria una vez conquistado este paso fundamental, el segundo consiste en conocer y subyugar la energía que mueve las funciones biológicas. Un sanador maneja el segundo tipo de Pranayama, intercambiando Prana con su paciente. El hipnotizador mediante la concentración sobre el sujeto hace que la respiración sea regular y equilibrada. Este paralelismo con el dominio del yoga -en un caso el proceso psíquico involuntario y en el yoga dominio a voluntad de los procesos psíquicos – es, lo que los yoguis llaman, Pranayama.

Existe una enorme diferencia entre control de los pulmones y ejercicio de los pulmones. No queremos simplemente el ejercicio, que también, sino además el control de la energía. Pranayama es la ciencia del control y regulación de la respiración.

La Respiración es un producto de la energía o Prana, igual que la tela de algodón calicó en bruto lo fabrica una tejedora.  El cuerpo humano es una máquina  maravillosa en que la respiración juega sino la función más importante, si una de ellas.  Cuando mejora la capacidad de los pulmones, acompañado además de una atención adecuada al resto de funciones fisiológicas, hay escasas posibilidades de trastornos en el sistema y en consecuencia, una excelente oportunidad de disfrutar de una vida larga y saludable.

Shri Yogendraji

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress