EXACTITUD Y TRANSPARENCIA EN YOGA – Shri Yogendra

La mayor parte del Yoga actual consiste en coger un poco de aquí, otro poco de allá, cambiar los nombres de las Asanas y presentarlo como nuevo, sin ni siquiera conocer las técnicas, o practicarlas al menos durante un tiempo. La literatura moderna de Yoga en su mayoría sufre esta epidemia, nombres seductores e ilustraciones magníficas para Asanas con glamur, que ejecutan gimnastas flexibles y copiadas de textos clásicos. Destacan los increíbles beneficios que reportan estos ejercicios a nivel fisiológico principalmente, sin que el autor haya practicado ninguno, ni sepa nada sobre su ejecución.

El YOGA INSTITUTE desde su inicio ha tenido claro que el Yoga hay que actualizarlo, adaptarlo a las necesidades y mentalidad de la sociedad de hoy. Mientras en la calle se ofrecen conferencias y cursos en cada esquina sobre Samadhi, Chakras, etc., aquí se ha optado por un camino alternativo. Ofreciendo soluciones a los problemas de la vida cotidiana, a las situaciones que todos vivimos a diario. Se han modificado algunas técnicas, pero respetando siempre la referencia original. Por ejemplo, la experiencia nos ha demostrado que algunas prácticas no son aconsejables para la mujer, así que se han modificado, simplificándolas.

Los PRANAYAMAS de los textos clásicos son difíciles y algunos conllevan riesgos graves para el hombre común, así que hemos reducido su práctica a situaciones puntuales. De hecho ha habido casos de personas que han arruinado su vida por la práctica de Pranayamas clásicos sin la preparación adecuada. En Gujarat hay un rechazo general por parte de la población. Estas técnicas potentes y sofisticadas crearon serios problemas mentales a un grupo de practicantes en el pasado, desde entonces el Yoga es tabú, sea su estudio, docencia o una simple conferencia.

Estas cosas están al orden del día, así que Shri Yogendra comenzó con ejercicios físicos populares muy sencillos añadiendo técnicas Yóguicas básicas de respiración. Si las técnicas tradicionales se modifican de forma segura, no hay ningún problema en practicarlas regularmente, respetando sus principios originales.

Otra dificultad es su selección. ¿Es necesario aprender y practicar todas las técnicas existentes en Yoga? No, no lo es, hay que seleccionar un conjunto de Pranayamas, Mudras y demás técnicas que entrenen adecuadamente los principios de la meditación, intuición y experiencias auténticas, para entender directamente conceptos como psicosomático o neurológico. Hoy en día la palabra Kundalini esta por todas partes. En el Institute evitamos este tipo de cosas.

La idea es poner en práctica técnicas sencillas, fáciles de hacer, no violentas, con variables de las posturas originales o incluso completamente nuevas, pero dentro de unos límites. La tecnología del Yoga es muy delicada y beneficiosa. En occidente, diferentes organizaciones y sociedades no han dudado en copiar algunas de estas técnicas sin mencionar su origen, apropiándoselas como suyas. La medicina y algunas terapias de hoy están utilizando las ventajas parciales de estas técnicas del Yoga. Sin embargo, en el terreno de la mente los Yoguis no han sido tan explícitos afortunadamente, así que es un tema que para los escritores actuales es casi desconocido. Actualmente la literatura que se dispone en occidente sobre este campo es superficial y rudimentaria.

Lo que verdaderamente vale en el Yoga es la experiencia espiritual, no la tecnología como piensa la mayoría, sino la experiencia directa de estados elevados. El proceso de esta búsqueda comienza obligadamente con cambios de la conducta, abriéndose a un nuevo estilo de vida y renovando los criterios morales siguiendo las pautas de YAMA y NIYAMA. La apariencia, el aspecto exterior no es tan importante. Lo valioso de verdad es la experiencia de estados mentales como quietud, claridad, concentración sostenida largo tiempo, percepciones especiales de gran expansión y conocimiento. Cuando estas experiencias son frecuentes, se produce una transformación en la personalidad del individuo.

Founder, pasó por todas experiencias y más a los veinte años, a raíz del encuentro trascendente con su GURU, PARAMAHAMSA MADHAVADASJI, dejó todo, incluidos sus estudios superiores para dedicarse al Yoga por completo. Fundó el YOGA INSTITUTE en 1.918 basado en sólidos principios y conceptos genuinos del Yoga, así es como inició su andadura para acercar el Yoga a la sociedad. Actualmente el Institute funciona bajo los mismos principios que lo hizo su creador.

Dr. JAYADEVA YOGENDRA

Yoga and Total Health

Diciembre 2012

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

 

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress