Métodos “Negativos” de Control Emocional

En el momento álgido de la emoción – cuando la reacción habitual arrastra a la inmoralidad y pensamientos perversos, asociados con el comportamiento incívico y antisocial- el mero discurso mental negativo sobre el dolor de las consecuencias, o sobre el impulso irracional (avidya: ignorancia); no son suficientes para frenar la intensidad de las emociones perversas.

Algunos afirman que es muy difícil distraer la mente con un pensamiento más intenso, estimulante, que aparte la atención mental en lugar de utilizar la contemplación sobre un  pensamiento opuesto.

El Yoga reconoce que la mente se rinde con más facilidad cuando se concentra sobre CUALIDADES POSITIVAS, que finalmente promueven la exaltación moral, en lugar de utilizar la mera negación o meditación sobre los defectos o vicios resultantes de las acciones (VIPAKSA BHAVANA).

PRATIPAKSABHAVANA es el método para habituarse al pensamiento contrario, que ha sido introducido como una salvaguarda contra las malas tendencias que se obstaculizan habitualmente el sendero del Yoga, no simplemente como un remedio puntual. Su valor no consiste tanto en inspirar una virtud, sino más bien en debilitar la potencia repetitiva de los pensamientos perversos.

El pensamiento negativo o perverso tiene un origen doloroso (SAMSKARA) cuya repetición, lo ha ido convirtiendo en un hábito. La limpieza de tales impurezas por el cultivo de pensar en el contrario, representa el aspecto negativo del lado positivo de crear una mente estable. Ya sea en un momento de estos o a lo largo del devenir psicológico, la mayoría de los estudiantes de Yoga se encuentran en guerra consigo mismos, con sus emociones. Si esta circunstancia se mantiene, se paraliza el progreso en Yoga.

Para superar este gran obstáculo que son las emociones, se necesita un sutil método de control.

En PRIMER LUGAR: Cuando la mente es dominada por una tentación, lo primero que ha de hacer el estudiante de Yoga es pensar sobre las consecuencias de dar el siguiente  paso.

En SEGUNDO LUGAR: Ha de investigar / analizar la causa y origen de esta emoción.

En TERCER LUGAR: Debe entrenar el fortalecimiento de su deseo de debilitar y erradicar la emoción.

En CUARTO LUGAR: Intensificar la práctica de los medios recomendados por el Yoga. Que incluyen procedimientos sicosomáticos purificatorios, que forman parte del la disciplina de la Educación Yóguica.

Cuando la emoción se encuentra en su inicio también puede ser eliminada por otros medios afines. Si es la envidia la que ciega el pensamiento hay que pensar y poner en práctica la idea de tolerancia. En caso de un ataque de ira, estimular y cultivar el sentimiento del amor. Si es la codicia la que quema su interior hay que desarrollar la actitud de contentamiento. Si la pasión domina el corazón, recordar que propósito elevado tiene esta vida.

De esta forma cada tentación o impulso indeseable puede ser debilitado suplantando en su lugar la virtud opuesta de forma consciente (Alerta mental) hasta que se consiga su preponderancia y hegemonía sobre el resto de estados y pensamientos subconscientes.

Una vez el hábito saludable arraiga su hegemonía, la tendencia negativa queda bajo control y permanece inefectiva, a partir de aquí no es necesario ningún esfuerzo negativo más, simplemente la indiferencia será la actitud que funcionará como “cerrojo” ante nuevas incidencias.

Este es el método eficaz, la forma negativa del acometer la rendición de su fuerza y el control emocional absoluto.

“Facts About Yoga”

Shri Yogendra

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

Comparte este artículo

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress