MAESTRO DE YOGA – SHRI YOGENDRA

SHRI YOGENDRA, FUNDADOR DEL INSTITUTO DE YOGA DE BOMBAY

JILL YOGENDRA

YOGA Y SALUD TOTAL 1989

En occidente existe la idea de que un maestro de yoga es una persona totalmente inaccesible al ser humano común, o que es un hombre más bien rechoncho sentado entre cojines y rodeado de discípulos que se pelean por satisfacer su más mínimo deseo. Lo que más me impresionó cuando conocí a Founder fue su entrega total a la sociedad, su capacidad de adaptación, de control y de disfrute de cada aspecto de la vida. A pesar de ser delgado, su fuerza y presencia se podían sentir antes de tenerlo delante.

La primera mañana de mi estancia en el Instituto de Yoga allá por 1963, me sorprendió ver a un hombre mayor pero alto y ágil, reparando una rama de un árbol de mango. Una hora más tarde, esa misma persona se sentaba a explicar los Yamas y Niyamas a cientos de personas en un lenguaje simple pero a la vez tan poderoso que no he olvidado muchas de sus frases. Poseía un don único gracias a su experiencia y conocimiento, a su capacidad de simplificar las ideas complicadas de forma que hasta un niño podía entenderlas y beneficiarse aprendiéndolas, beneficiándose así de los valores de su experiencia. Todos los que le escuchábamos sentíamos que nos hablaba a nosotros, a nuestra situación y para nuestro beneficio.

Cuando había niños, se sentaba con ellos y disfrutaba de sus bromas, de forma natural, tal y como lo haría al sentarse junto a un sabio para comentar los conceptos más elevados de la vida.

El Fundador dio tanto al mundo en forma de libros y ensayos. Puesto que procedo de occidente, me resultaba complicado entender muchos conceptos de algunos manuales y escritos de yoga, sin embargo, con los escritos de Founder, eso no ocurría, pues su lenguaje era sencillo, práctico y directo. Dotaba a todas sus palabras de significado, y gracias a eso he podido disfrutar de sus escritos durante 26 años. Sin embargo, no por ser su lenguaje sencillo, también lo es su enfoque, tienen tanto significado detrás, que cada vez que releo sus palabras aprendo algo nuevo.

Su método de enseñanza era muy sutil, podía resaltar algo o hacer un apunte que fuera dirigido a una persona totalmente diferente de su interlocutor, obteniendo el efecto deseado. Su trabajo, junto a Mother, de propagación del yoga, resistirá el paso del tiempo, pues han ayudado a tantas personas a conseguir una vida más saludable y mejor en todos los campos, y sus libros seguirán inspirándonos para mejorar nuestros valores y modo de vida.

Me siento privilegiado de haber tenido la oportunidad de escucharle y aprender de Founder, y de formar parte de su familia. Percibo su influencia cada día en las frases que mi marido cita de los libros de su padre o cuando recuerda una historia sobre el para ilustrar alguna idea.

El hecho de que Founder consiguiera su objetivo como maestro del yoga y a la vez formara una familia siendo un buen marido y padre, debería servir como inspiración para todos nosotros.

Traducción: Oihana Castillo González de Mendoza

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress