Tus palabras son nuestro camino 15 – CONTROLAR LA MENTE

La mente humana desconoce la estabilidad. Está en permanente agitación. Se la compara a un mono borracho picado por una abeja. La mente se mueve en cualquier dirección a cada momento, cualquier intento de control dura muy poco. Incluso cuando parece que estamos pensando racionalmente, el intelecto lo hace en círculos, dando giros y giros en torno a un mismo tema.

El Yogui tradicional también utilizaba su mente, pero en todo momento bajo control. Acotaba su actividad a momentos y ocasiones limitadas. Generando internamente pensamientos positivos fue consiguiendo liberarse de la negatividad. Su objetivo final era detener las actividades mentales a voluntad. Porque mientras la mente siguiera funcionando bajo los arquetipos habituales era imposible comprender la complejidad de la vida. Existen múltiples memorias inherentes, impulsos, instintos, que nada más nacer ya marcan sus rasgos, para más adelante desarrollar unas tendencias pre- establecidas. Vivimos dominados por una enorme maraña biológica, psicológica y social.

El control de la mente no es fácil. Simplemente hablar de controlarla ya parece ilógico e imposible. Los mecanismos actuales son inconsistentes, cuando uno quiere ponerlos en práctica en la vida cotidiana pierde la paciencia enseguida porque ve que no sirven. Como la historia de aquella reina que vivía con la maldición de tener que mirar permanentemente su imagen el espejo, si apartaba la vista moriría. Un día pasó cerca de ella un apuesto joven montando un precioso corcel, la imagen se reflejo en el espejo y siguió mirando al caballero desviando sus ojos del espejo, en ese instante murió.

La mente no para ni un sólo instante, su agitación es continua va en todas direcciones y a todas horas, no existe el mínimo reposo. Si en algún momento necesita reflexionar sobre un tema la tendencia es hacerlo en círculos.

Dr. Jayadeva Yogendra

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress