Tus palabras son nuestro camino 10 – EL TESTIGO

EL TESTIGO

(Una “presencia” que simplemente observa)

IMG_1254_1

A veces resulta difícil entender la metafísica, la filosofía o las técnicas, no obstante  con el paso de los años, las experiencias de la vida cotidiana con sus tribulaciones nos van enseñando que todos estos términos tienen una verdadera aplicación práctica. Sabemos que el mundo que está ante nuestros ojos es inerte, neutro. Pero no en el sentido de que  lo extraordinario de esta creación no tenga propósito, si no que es una oportunidad de la que se puede sacar increíble provecho. Es un mundo diseñado de tal manera que ofrece la oportunidad de obtener experiencias increíbles que nos enseñan las mejores lecciones que puede ofrecer la vida.

El RAJA BHARTHARI tenía el corazón dividido, amaba a su esposa (la reina) pero  a la vez estaba enamorado de otra mujer. En una ocasión le regalaron AMRAPHALA la fruta que otorga la inmortalidad. El a su vez regaló la fruta a la mujer que más amaba. Por azares de la vida la fruta fue pasando de mano en mano, hasta que llegó de nuevo a él. Se dio cuenta de que el amor no es absoluto y definitivo. Recibió un impacto emocional tan fuerte que abandono su reino, renunció a la vida de palacio y vivió en adelante como un mendigo. Un día pasaba por delante de la puerta de su antiguo palacio y vio que la reina le observaba fijamente, quedó tan impresionado por la enternecedora mirada de aquella mujer, en otros tiempos su esposa, que renunció a la vida mendicante y retomó de nuevo las funciones de regente. La moraleja de esta historia muestra la doble vertiente que el mundo material representa ante nuestros ojos, tan pronto te excita una pasión incontrolable como un odio visceral. Este es el verdadero propósito de la creación.

Lo que al principio es tan agradable y placentero, al cabo de un tiempo se convierte en sufrimiento y amargura. Hay un tiempo de la vida que nos pasamos corriendo detrás de los objetos materiales, ciegos al resto de posibilidades. Hasta que la materia concluye bien su trabajo: produce un desencanto existencial profundo. En principio es muy bonito todo nos atrae con sus experiencias placenteras, pero tiempo después vemos la cruda realidad de su contenido: el placer deja ver su cara más amarga: el sufrimiento permanente. Lo material nos ha defraudado profundamente.

Nos creemos tan listos e inteligentes, pero para desarrollarnos como individuos hemos de pasar por experiencias enormemente dolorosas. Como si hubiera que realizar una operación de cirugía extremadamente delicada en nuestro cerebro que trastoque nuestro contenido subconsciente. “He visto y sufrido suficiente en la inútil participación de la gran comedia universal, hay que poner fin a este tipo de vida miserable que se repite eternamente, ahora seré más espectador de la obra de teatro que actor”. Este sentimiento surge desde lo más profundo del ser. En la filosofía del Yoga lo denominan SAKSHI BHAVA, un estado de existencia: la actitud de testigo.

Dr. Jayadeva Yogendra

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

 

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress