Poder de Voluntad por Sri Harold Sequeira

La práctica habitual de Yoga fortalece el poder de voluntad.

               No es necesario realizar proezas heroicas para incrementar la fuerza de voluntad. Unas sencillas prácticas de Yoga regularmente y con devoción lo potencian notablemente. También es de gran ayuda la práctica habitual de PRANYAMA. Otras técnicas aconsejables como mantener la mente concentrada en la actividad mientras ejecutas los ejercicios de Yoga, fijar la mirada serena sobre la llama de la vela, o abstraerse con el movimiento de la respiración, favorecen la fuerza de voluntad.

              El incremento de la fuerza de voluntad se ve reflejado directamente en las tareas cotidianas. Cuando uno realiza sus tareas diligentemente, con buen ánimo y atención consciente, la voluntad crece significativamente.

               Desarrollar auto-control en la vida cotidiana sobre los pensamientos y las palabras es otro valor añadido. Inmovilizar la lengua (metafóricamente hablando) favorece el control mental y el poder de voluntad. Cortos periodos de “Mauna” (silencio interior y exterior), aportan todavía más fuerza mental y energía.

               La dieta también es un factor fundamental. Comer a una hora habitual alimentos que incrementan la energía mental es muy importante. Como también lo es controlar la cantidad que se ingiere.

               Acostarse pronto y levantarse temprano ayuda a planificar el día y distribuir la energía mental y física acorde a las tareas, realizar las cosas mejor y mantener la precisión y atención.

               El Yoga ofrece toda esta pléyade de posibilidades y otras muchas para desarrollar gradualmente la fuerza de voluntad paso a paso.

               No se trata de hacer hazañas portentosas, ni de pensar demasiado, simplemente es ponerse a ello y hacerlo.

HS

Yoga & Total Health Octubre 2010

TRADUCCIÓN: EPIFANIO CASTILLO

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress