KLESHA

CHARLA DE SHRI YOGENDRA

Klesha es un término sánscrito cuyo significado es aflicción, aflicción de Chitta, donde Chitta representa la personalidad del individuo, y las aflicciones son aquello que dirige los procesos mentales o el estado psicológico.

Por tanto, cuando existe algún tipo de conocimiento de cualquier índole a través de los cinco Vrittis de Chitta, simultáneamente, va acompañado de aflicción. Por ejemplo, una rosa es un Vritti cuando se conoce directamente; vemos la rosa y percibimos el sentimiento de apego. Es algo progresivo, pues este apego desencadena un acto posterior, como arrancar la flor o un esqueje para nuestro jardín. Posteriormente, si crece o no, generará diferentes aflicciones o Kleshas. Estos Kleshas son parte de  las consecuencias del conocimiento que Chitta recibe a través de los Panch Vrittis – lo cinco Vrittis de la mente, o Chitta, y suponen un obstáculo en el proceso de desarrollo.

Si juzgamos a alguien individualmente, cada individuo posee sus propios Kleshas o aflicciones de diferente índole – problemas familiares, presiones económicas, burocráticas, apego a ciertas personas que viven en la distancia, etc. así,  a lo largo del día surgen muchos factores psicológicos y aflicciones que no podemos abordar del mismo modo que se abordan los Vrittis de Chitta. Los Vrittis son cuantiosos, aunque básicamente son cinco y Patanjali los divide en cinco categorías principales: Avidya, Asmita, Raga, Dvesha y Abhinivesha

Avidya o ignorancia es teóricamente la causa de toda aflicción. Siempre que hay apego, es debido a que no somos conscientes de que en la secuencia espacial, temporal y circunstancial los cambios son constantes. Es por esto que la dependencia o creencia, el apego a cosas efímeras, a estados temporales, siempre son resultado de la ignorancia. Todos sufrimos de esta aflicción particular por apegarnos a algo que es efímero. Lo que pertenece al pasado, a alguien del pasado, ya no existe, el momento presente es completamente diferente, y si vivimos este presente nos daremos cuenta de que incluso esta secuencia temporal está transformándose en pasado constantemente. Los cambios se suceden imparables, no dejan que nada sea permanente. Esta es la aflicción de Avidya, que significa ignorancia o desconocimiento o como a mí me gusta llamarlo, conocimiento vacío o conocimiento que no es tal. Sabemos algo y hemos visto cosas pero esta información siempre va acompañada de una característica innata de Chitta, que siente placer o dolor o dolor y ausencia de dolor, y que se ve afectada por este proceso.

Así, la vida, o nuestro estado psicológico depende entera y constantemente del conocimiento. Chitta percibe los Vrittis a través de sus agentes o modificaciones y estos Vrittis producen aflicciones. Sin embargo, básicamente todos se producen debido a Avidya, la ignorancia es considerar lo efímero como permanente, encontrar el placer en cosas que no lo poseen pues todo desaparece y el placer con ello. Si una persona bebe alcohol, se siente eufórica y contenta, pero cuando los efectos del alcohol desaparecen, quiere ingerir más alcohol para prolongar este estado placentero. Si no puede ingerirlo, se adentra en un estado negativo, nada placentero. Así, todo es variable, y Avidya es un factor esencial del que dependen el resto de aflicciones o apegos. Una vez conseguimos eliminarla, no recurre, sin embargo, debido al apego que sentimos por Avidya, es difícil deshacerse de ella.

Asmita o Ego es otra aflicción. La mayor parte del sufrimiento es causada por el ego. Cuando alguien nos dice algo, es el ego el que lo interpreta como positivo o negativo. Si no analizamos esas palabras que recibimos y las dejamos pasar, ¿Qué ocurre? ¡Nada! Por tanto, lo mejor es no dejar entrar al ego, no permitir que nos afecte. Mucha gente ha aprendido que esto es muy útil, y gente como políticos de Nueva Delhi con muchas escamas debido a su carrera profesional, pueden recibir insultos y no verse afectados en absoluto. En este sentido, esta gente son verdaderos Yoguis pues nada les afecta, el ego no aparece en ellos, han aprendido a no dejarse llevar por los halagos o las infamias, están acostumbrados a ambos.

Las siguientes dos aflicciones son Raga y Dvesha. Raga significa apego y este aparece porque es placentero, nos apegamos a cosas que nos gustan. Nos dejamos llevar por este interés debido a Avidya, la ignorancia, no contamos con un conocimiento real de las cosas, pues no nos hemos parado a pensar si es algo temporal o permanente. Tomamos lo efímero por permanente y es entonces cuando el Klesha aparece. La aflicción Raga o apego tiene un significado e interpretación diferente dependiendo de la situación. Las muchas filosofías Indias, aparte del Yoga, como el Samkhya, Vedanta, Vaisheshika, Nyaya, han aceptado la existencia de estas aflicciones, sin embargo, lo han hecho de una forma más elaborada o dispersa dependiendo de los casos. Así, Lobha, Moha, Matsara son también parte del proceso generado por las aflicciones. Pero, ¿Por qué Patanjali no introdujo Moha o Matsara en su teoría? Porque Avidya, Asmita, Raga, Dvesha y Abhinivesha son las categorías principales y sea cual sea su combinación el resultado siempre es el mismo. Por ejemplo, la ira o Krodha es a su vez una aflicción, sin embargo Patanjali no la denomina así puesto que surge del rechazo o Dvesha. Algo no nos gusta, y aparece Krodha, es por esto que Krodha no se considera Klesha, pues es una subcategoría, una consecuencia de un Klesha, razón por la cual Patanjali solo menciona cinco.

Entre estas aflicciones, el ego es la fuente de experiencia de todo el conjunto, la aflicción surge debido a la ignorancia, y entonces la aceptación o el rechazo aparecen, no nos gusta algo que nos causa dolor de modo que tratamos de evitar todo aquello que no es placentero. Buscamos el placer, y esto es lo que nos hace surgir la emoción y el apego. Cuando algo no es placentero sentimos repulsión y nos mantenemos alejados. Así, en esta vida, vivimos apegados a muchas cosas mientras que rechazamos otras, las religiones lo denominan amor y odio, yoga se refiere a estos sentimientos como Raga y Dvesha. La filosofía, sin embargo, posee su propio modo de analizar la situación y considera que el amor no es más que una forma de apego, un Klesha. El amor se ha subido a un pedestal y las religiones se construyen a su alrededor, pero no deja de ser tan solo eso, apego.

ARTICULO EXTRAIDO DE LA REVISTA DE OCTUBRE 2016 YOGA AND TOTAL HEALTH DEL YOGA INSTITUTE DE BOMBAY

TRADUCCIÓN: OIHANA CASTILLO GONZÁLEZ DE MENDOZA

Comparte este artículo

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress