PRANAYAMA EN LOS YOGA SUTRAS

Los Yoga Sutra es un texto formado por 195 aforismos recopilados por el sabio Patañjali siglos antes de Cristo.

Los Sutras ofrecen principios básicos de auto-desarrollo, dentro del marco de la metafísica de la Filosofía Samkhya. El tratado expone la forma de experimentar diferentes estados alterados de consciencia. Las técnicas para lograr armonía mental se basan en el sistema de Ocho Pasos, que va desmembrando uno a uno de forma sistemática perfecta.  La meta final consiste en lograr el estado final de la conciencia absoluta: Kaivalya.

Pranayama ocupa el cuarto lugar del sistema como una técnica indispensable para dominar la personalidad por completo.  Es un prerrequisito obligado crear unas condiciones determinadas en las que pueda desarrollarse el conocimiento discriminativo y la comprensión. Existen diferentes Sutras sobre distintos Pranayamas, sus categorías y constitución. Hay numerosos tratados de comentarios autorizados sobre el texto original. Los más reconocidos son los de Vyasa, Vacaspati Misra y Vijnana Bhiksu. Ofrecen una explicación más amplia y detallada de los Sutras que facilita su estudio y comprensión.

¿Cual es el propósito del  Pranayama? ¿Cómo encaja en la meta final de los Yoga Sutras? La práctica de Pranayama reduce y detiene la generación de nuevo Karma. Hace desparecer los malos efectos de las acciones incorrectas del cabeza de familia, según relatan los antiguos textos. Este es el propósito principal. Se consigue por la creación de una mente equilibrada. La impulsividad queda descartada como opción de conducta.  Se rompe el ciclo viciado de acción-reacción. Pranayama no genera conocimiento. La idea es evitar la agitación mental por el control de Prana. Funcionar en la vida con una actitud de testigo pasivo es un requisito fundamental para superar los Kleshas (aflicciones mentales).  Los Sutras establecen cuatro categorías de Pranayama. Los tres primeros comprenden el ámbito externo, interno y la supresión respectivamente.  La cuarta categoría excede el rango interno y externo. La tabla inferior refleja este orden. El Pranayama externo o Bahya vrittis es la parada respiratoria una vez se ha expulsado el aire. Interno o Abhyantara vrittis es la parada respiratoria una vez se ha inspirado reteniendo el aire en el interior. El tercero o pausa Pranayama stabha vritti es la detención de la respiración con un esfuerzo mínimo,  entre cada uno de los movimientos respiratorios, sea inspirar o exhalar. Se puede comprobar que si a la inspiración completa le sigue una retención o a una exhalación le sigue una prolongada suspensión, la detención absoluta es casi imposible. “El aire restante que permanece por todo el organismo, comienza a ser aspirado”.

 

PRANAYAMA

 

Primero Segundo Tercero Cuarto
Externo Interno Detenido Efecto de la Detención.
Bahya Vrtti Abhyantara Vrtti Stmbha Vrtti  
Repetición consciente Repetición consciente Acción espontánea Repetición consciente
Con esfuerzo Con esfuerzo Mínimo esfuerzo Natural, sin esfuerzo
Medida: Tiempo, espacio y número. Medida: Tiempo, espacio y número No hay medida Medida: Tiempo, espacio y número

La característica de estas tres variantes de Pranayama consiste en tiempo, espacio y número. El espacio puede ser interno o externo. El espacio externo comprende desde la punta de la nariz hasta el punto en que se siente el contacto con el flujo de aire. El espacio interno corresponde a la sensación que se siente por la entrada de aire (sutil hormigueo) , desde el impacto inicial hasta su sensación por el resto del cuerpo. “Tiempo” es el número de inspiraciones y exhalaciones  de que consta el Pranayama.

Una vez se domina la práctica de los dos primeros Pranayamas de espacio y número por algún tiempo, se vuelven sutiles y prolongados, un estado en que es posible trascenderlos.  Es una forma de detención extremadamente delicada y sin esfuerzo alguno, pero que requiere haber dominado previamente Kumbhaka con esfuerzo.  En Hatha Yoga se conoce como Kevala,  cuarta y final forma de Pranayama que marca la perfección de la técnica.

Suspensión de Prana significa suspensión de las modificaciones mentales, o sea liberación de apego a los objetos  con la subsecuente libertad y estabilidad, en otro caso el Pranayama sería simplemente un objeto físico. Un resultado de la práctica de Pranayama es la debilidad gradual del Karma por el desarrollo del conocimiento discriminativo. Así lo reflejan los textos tradicionales: “No existe austeridad superior al Pranayama. Destruye las impurezas y hace que brille la luz del conocimiento”.

 

Dr. Jaydeva Yogendra

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress