El 86 cumpleaños de una vida increíble

“Sólo los que aprenden el poder de la contribución sincera y desinteresada, experimentan la alegría más intensa de la vida: la realización”. Anthony Robbins.

La comunidad del Yoga Institute mira al futuro con la celebración este año de un gran acontecimiento: el 27 de Abril el Doctor Jayadeva Yogendra cumple 86 años. Es difícil creer que una persona de estas características en carne y hueso, pueda vivir en plena jungla moderna de Mumbai. Nacer para ser el maestro de Yoga más grande del S XX, no es una empresa fácil. Pero el Dr. Jayadeva no solo se ha confiado a las enseñanzas de su padre Shri Yogendra, sino que las ha elevado a un nivel supremo sin que pierdan un solo punto de su esencia original. A pesar de vivir en la populosa ciudad de Mumbay con una sociedad tremendamente individualista, con una violencia física y emocional endémica, enorme soledad y competitividad, Doctor J. vive una vida entregada justamente a lo contrario. Toda su existencia consiste en ofrecer el Yoga como herramienta de extraordinaria eficacia para sanear un mundo insano de vida desenfrenada, que conduce a relaciones y emociones de patología problemática.
Todos estos años han sido un tiempo de gran entrenamiento y práctica. Aquellos, entre los que me incluyo, que hemos disfrutado de este entrenamiento podemos apreciar la dureza, dedicación y sacrificio que ha requerido este inmenso trabajo, que representa la cima de la excelencia humana.

Buddha, el más práctico de los maestros, definía así a una persona santa: “Aquél que declina cualquier pequeño placer para conseguir una inmensa alegría”. Discriminación es la maravillosa capacidad para ver la vida con cristalina transparencia y poder elegir sabiamente. Así ha sido exactamente la vida de Dr. J., una oportunidad para entrenar su mente y servir a la sociedad con un desinterés supremo.

En las dos décadas que llevo colaborando con Dr. J., he visto en vivo la utilización conscientemente los Yoga Sutras como su manual y guía de vida. Como otros muchos textos sánscritos, los Yoga Sutras son eminentemente prácticos. No quiere decir que sean unas enseñanzas fáciles de seguir. El texto está repleto de innumerables recomendaciones para aspirar al logro de la iluminación de forma lenta y segura. La mayoría de los Sadhakas sabemos que: “la iluminación no llega leyendo libros sino mediante la experiencia personal resultante de la práctica personal”. Dr. Representa la imagen viva de este testimonio. La filosofía de su vida es una perfecta combinación de un sendero de disciplina física y mental, entrenamiento espiritual y el estudio de sus textos, que refleja la maestría real que ha obtenido.
En la frenética sociedad urbana que vivimos, cada uno se enfrenta a la posibilidad de sufrir pequeñas o enormes tragedias. Una situación grave, nos hace correr desesperadamente en busca de alguna solución. Cuando la respuesta que deseamos no llega, vamos a un lugar como The Yoga Institute como nuestra última esperanza. Si conocemos la vida de Dr., sabemos que se ha enfrentado a tragedias personales que nos dejan conmocionados. Es difícil entender de donde puede sacar la fortaleza, esperanza y vitalidad, con que supera estas monumentales tragedias, que a cualquier otro ser humano dejaría marcado de por vida. La actitud serena con que se enfrenta a los altibajos de la vida es de enorme inspiración para los demás. A través de su propia vida, Doctor nos ha enseñado que las tragedias personales no deben interferir el camino del servicio a los demás.

Nació en una familia de Yoguis cuya fórmula exclusiva de entender el Yoga era mediante la práctica y la experiencia personal. La Sadhana del Yoga es un proceso de profunda soledad y para los que no están familiarizados con dicho procedimiento, puede ser una experiencia frustrante y decepcionante. Además de la enorme compasión para todos aquellos que vienen a diario al Institute, Doctor ha procurado formar diferentes grupos con objetivos comunes, para sentirse arropados entre sí. Anima el entusiasmo de estos colectivos fomentando el amor por el aprendizaje, la creatividad y la espiritualidad. Esta pendiente de cada uno de sus miembros y trata de ofrecerlles lo mejor. Interactuando en un sinfín de actividades tanto a nivel personal como colectivo ha expandido la conciencia de su propio potencial y de lo que la vida puede aportar. He estado colaborando con alguno de estos equipos y han cambiado mi perspectiva de la vida. Doctor nos anima constantemente a ver el Yoga desde fuera del Institute, ajeno a las prácticas estandarizadas, y disfrutar con el Yoga fresco de la vida cotidiana.
Ha estado siempre en primera línea defendiendo la pureza del espíritu real del Yoga, inasequible al desaliento, mientras el rampante consumismo de este planeta globalizado se encarga de diluirlo. Sus enseñanzas beben en las fuentes de los Yoga Sutra promocionando el inagotable caudal de las enseñanzas tradicionales. Sabe que todos los estudiantes buscamos un objetivo rápido con el menor esfuerzo posible. Pero él insiste una y otra vez en que en Yoga no existen atajos, ni fórmulas milagrosas para la salud. Su consigna es: práctica constante y paciencia. Alejarse de la influencia mediática externa, trabajar sobre el cuerpo, los sentidos, la mente y lo más importante, las relaciones interpersonales. A lo largo de este tiempo ha visto muchos Sadhakas desperdiciar años de su vida con fantasías y ensoñaciones, simplemente inflando sus egos, ajenos a experiencias profundas. Si no se extirpan de la Sadhana expectativas, miedos, prejuicios y bloqueos, se cortocircuita la experiencia y nuestras pautas quedan limitas a una o dos respuestas recurrentes. Doctor lamenta como al mantener estas pautas síquicas oxidadas se impide el florecimiento de nuevas respuestas abiertas y creativas a las contingencias cotidianas.
Es totalmente imposible resumir la vida del Doctor Jayadeva. Lo más destacable, por si hubiera que elegir algo, es su forma de vida inflexible. La cita de A. Robbins en el enunciado define la increíble vida de Dr. Su profunda sinceridad queda reflejada en su desinterés supremo hacia uno y todo. Su personalidad, a pesar de ser disciplinadamente austero y frugal, emana una intensa alegría de vivir. Puedo decir, sin posibilidad de equivocarme, que Doctor ha encontrado la realización personal en su estilo de vida y en su misión Yóguica. Existe una opinión unánime: La aparición de Doctor en la vida del Sadhaka es una bendición. El trabajo de autodesarrollo precisa de toda la fuerza y energía del aspirante, pero sabemos que Doctor continuará inspirando y guiándonos por el sendero de la auto-realización durante largo tiempo.

Neville D´Cunha

 

YOGA CLASICO CANTABRIA © 2019 Todos los derechos reservados

Powered by WordPress